Armas antiacne, ni un brote mas

  Actualidad

Armas antiacne, ni un brote mas

Todos deseamos lucir un rostro sano y terso, libre de cualquier imperfección, pero este anhelo puede verse interrumpido cuando aparecen los signos del acné (granos con cúmulos de grasa), que generan manchas o secuelas en la piel, afectando la seguridad

Tratamiento de láser recomendado para eliminar manchas.

Todos deseamos lucir un rostro sano y terso, libre de cualquier imperfección, pero este anhelo puede verse interrumpido cuando aparecen los signos del acné (granos con cúmulos de grasa), que generan manchas o secuelas en la piel, afectando la seguridad e interacción social de quien lo padece. Así lo afirma la dermatóloga Martha Heras, pastpresidente de la Asociación Ecuatoriana de Dermatología y Ciencias Afines (Aedca) del 2017.

Según la profesional, los casos con mayor incidencia se presentan durante la adolescencia (de 14 a 18 años), aunque también existe un alto índice de mujeres mayores de 28 años que sufren la temida enfermedad. Su aparición ocurre principalmente en el rostro, pecho y espalda, por ser las zonas en donde más glándulas sebáceas existen. Debido a eso, un buen cuidado de la piel y tratamientos tendrán al acné bajo control.

Inciden los cambios hormonales

Las pieles grasas tienen mayor predisposición de tener acné, afección que aparece cuando se taponan las glándulas sebáceas, el entorno ideal para la proliferación de la Propionibacterium, que infecta el poro, con la salida de pus. La predisposición genética y los cambios hormonales también inciden, señala Beatriz Ponce, alergóloga con especialización en laserología en Estados Unidos y Argentina.

Su colega Kléber Ollague, miembro fundador de Aedca, coincide con ella y anota que “al existir un trasfondo heredo-familiar, los hijos del 15 % de los padres que han tenido acné, también lo sufrirán”.

El estrés, enemigo de cuidado

El estrés es el principal enemigo porque puede generar cambios hormonales drásticos. De allí que el dermatólogo Hugo Romero, con entrenamiento en láser y fotobiología en Puerto Rico, aconseja practicar una dieta baja en carbohidratos y azúcares, donde las frutas y verduras sean los alimentos estrella.

Debe evitarse el uso de maquillaje y mascarillas con aceites o productos grasosos sobre la piel, porque pueden obstruir los poros y propiciar el desarrollo de bacterias.

Además, si se sometió a sesiones de aparatología evite, principalmente la primera semana, la sobreexposición al sol porque puede afectar los resultados. Por eso Heras aconseja el empleo de sombreros y bloqueador solar (en gel), cada tres horas para evitar pigmentaciones.

¿Cómo combatirlo?

Durante la consulta, el especialista realiza una valoración personalizada, mediante la cual analiza el tipo de lesión o la severidad, para determinar si el tratamiento (con una duración promedio de seis meses) será vía oral o tópica (uso de cremas) y de ser necesario complementado con aparatologías. Eso sí, Ponce recalca que debido al tipo de piel y sus secuelas “al usar aparatologías, no hay un resultado inmediato, la mejoría será paulatina con aproximadamente de 6 a 12 sesiones”. A continuación conozca algunos de los tratamientos que ayudarán a combatir las manchas y cicatrices que puede generar el acné:

-Láser fraccionado: Es recomendado para secuelas de acné medias o graves. Ofrece una mejoría de un 20 a 30 % por sesión y antes se deben utilizar cremas anastésicas contra el dolor.

-Peeling con ácido retinoico: Con el uso de este ácido se logra una exfoliación y descamación de la piel, consiguiendo renovarla, y atenuar o eliminar las cicatrices, según el caso. No duele, pero puede sentirse un ligero ardor.

-Microdermoabrasión: Consiste en una exfoliación suave que elimina pequeñas manchas o pigmentaciones. Recomendada en secuelas de acné leve.

-Láser CO2 fraccionado: Actúa mediante la combinación de dióxido de carbono (CO2) y la emisión de calor concentrado. La onda actúa sobre la epidermis y dermis (primeras dos capas de la piel) y se recomienda para eliminar cicatrices y manchas pigmentadas o rojizas.

-IPL: Una técnica de fotorrejuvenecimiento para mejorar la textura y calidad de la piel, gracias a la energía que produce la luz pulsada. Además, ayuda a eliminar bacterias que provocan acné.

-Toxina botulínica: Si la piel cuenta con cicatrices profundas, la aplicación de esta sustancia puede ayudar a nivelar la textura cutánea.

Atención:

Romero recalca que las personas con pieles oscuras o con alta sensibilidad deben tener cuidado con estos tratamientos, pues si la intensidad con la que se lleva a cabo el proceso no es la adecuada, pueden generarse manchas.

Rutina ideal

Durante y después del tratamiento dermatológico, el cuidado de la limpieza facial diaria será esencial para mantener una piel sana y libre de acné. Heras explica los 4 pasos a seguir en la mañana y noche:

1. Lave su rostro con jabón limpiador o dermolimpiador.

2.Exfolie la zona con suaves movimientos para la remoción de impurezas dentro de los poros. Si tiene acné activo, debe ser en la mañana y noche; pero si ya está controlado, tres veces a la semana

3.Aplique un tónico o agua micelar, el cual logrará cerrar los poros completamente, luego de la exfoliación.

4.Utilice protector solar (en el día), o cremas hidratantes (en la noche).