Actualidad

Instantáneas electorales: Por aprobación, hasta el ridículo

La ID hace campaña con altura. Carrasco ofrece 4,5 millones de teléfonos gratis. Ximena Peña se vuelve a correizar.

Manifestación de la Izquierda Democrática contra la venta de Banco del Pacífico. Noviembre 2020
Candidata. Wilma Andrade haciendo campaña de ideas con altura.Cortesía

1. EL JUEGO DE LA CAMPAÑA: PATEAR AL BANQUERO

Banderas color naranja, carteles con el número 12, billetes de 12 dólares con la leyenda “La banca pública sirve para dar créditos baratos”… Los candidatos de la Izquierda Democrática se dirigieron en alegre manifestación hacia el edificio central del Banco del Pacífico, en Quito, para protestar por su cada vez más improbable venta como si fuera inminente. Llevaron un monigote gigante de Guillermo Lasso con los pantalones caídos y el trasero al aire. La versión según la cual el candidato de CREO es el firme comprador del banco público se la inventó Andrés Arauz el año pasado, cuando todavía manejaba ese chiringuito llamado “Observatorio de la dolarización”: único organismo de carácter científico dedicado a la demolición sistemática de su objeto de estudio. A los candidatos de la ID les pareció muy buena idea treparse a esa camioneta que les permite confrontar al candidato que encabeza las encuestas más confiables (o menos desconfiables). Por eso fueron al Banco del Pacífico: para meterse con Lasso y esperar que alguien lo note. Las ladillas, como cualquiera lo sabe, son contagiosas.

Momento cumbre de la ceremonia: la asambleísta y candidata a la reelección Wilma Andrade se sitúa a las espaldas del gran monigote y, ante la mirada codiciosa de las cámaras, le despacha una certera patada en el rosado trasero. Ella, que siempre supo comportarse como una persona distinguida. Horas después, con un orgullo digno de mejor causa, tuiteará la imagen más vistosa de su performance. Esto es campaña de ideas en la más elevada de sus expresiones.

En cuanto a Xavier Hervas, el candidato a la Presidencia, algo dijo ante un micrófono que se le tendió pero no queda registro. Mal hecho. ¿A quién se le ocurre hablar? Haberle sacudido un palazo en los tereques al monigote de Lasso y todo el mundo lo recordaría. A Hervas, un empresario sin pasado político, le preocupa que nadie en el Ecuador lo conozca, así que ha empezado a tomar cartas en el asunto: ya apareció bailando y montando patineta en TikTok. Pronto será un político en toda regla.

Andrés Arauz en el lanzamiento del Wikiplan

Instantáneas electorales: El muppet, el meme y la ladilla

Leer más

2. EL ECUADOR VISTO DESDE UNA MOTOCICLETA

2Una vez formalizada su candidatura en el Consejo Nacional Electoral, el exprefecto del Azuay Paúl Carrasco celebró esta semana su primer acto oficial como aspirante a la Presidencia de… ¿Cuenca? O eso, o el candidato de Juntos Podemos está pensando en un sistema federal sin atreverse a nombrarlo. “Necesitamos que Cuenca ahora escoja bien”, dijo concretamente en su primera rueda de prensa.

En materia de impuestos, su propuesta deja con la boca abierta: “Autonomía para Cuenca”. Carrasco quiere que su provincia construya sus propias carreteras con sus propios presupuestos. También quiere que el Estado central deje de cobrar tantos impuestos. Y quiere, además, liberar de aranceles a una serie de actividades productivas, como por ejemplo el turismo en la Ruta del Sol. Pero quiere, al mismo tiempo, que ese Estado al que pretende privar de tantos recursos reparta cuatro millones y medio de teléfonos celulares de última generación a todos los estudiantes de enseñanza básica y bachillerato universal. Si le preguntan cuál será su política educativa en caso de ganar la Presidencia responde con dos palabras: teléfonos gratuitos.

Por lo demás, en firme aplicación de los principios de socialdemocracia nacionalista que dice profesar, dedicará sus primeros cien días de gobierno a correr un censo de migrantes para echar del país a todos aquellos que no tengan visa de trabajo o que no hayan parido un hijo en esta bendecida tierra. “No es un tema de xenofobia -dijo en una entrevista con El Comercio-, es un tema de vida”. No le parece bien eso de dejar que entren delincuentes y gente que duerme bajo los puentes. Y le parece mejor expulsarlos que asistirlos.

Dicho lo cual se trepa en su característica motocicleta y se va a recorrer los caminos de la patria, tan espectaculares en el norte, tan paupérrimos en el sur. Por cierto, hay otra cosa cuyo costo quiere rebajar: la matrícula de las motos.

Gerson Almeida1_Twiter (1)

Instantáneas electorales: Salario y empleo vistos desde la luna

Leer más

3. MÍRENME, SOY LA MAS CORREÍSTA, DICE PEÑA

3Nadie menos oficialista que la candidata del oficialismo. Si durante el tiempo en que se desempeñó como asambleísta (y llegó a dirigir incluso el bloque del gobierno en el Legislativo), Ximena Peña se la pasó lidiando contra los correístas que la llamaban traidora, ahora que aspira a la Presidencia parece hacer todo lo que está en sus manos para mimetizarse con ellos. Como si su harto improbable éxito en esta campaña dependiera de su capacidad de hacerse pasar por correísta.

Todo empezó con la selección de su compañero de fórmula. Patricio Barriga no es un correísta cualquiera. Es uno que se encargó de los trabajos sucios en el aparato de propaganda: mentir, difamar, perseguir… Y lo hizo con entusiasmo. Más de un militante de la Revolución Ciudadana votaría por él, si no fuera por ella.

Pero ella sigue haciendo méritos. Esta semana desperdició una valiosa oportunidad de quedarse callada y salió a festejar por todo lo alto la censura y destitución de María Paula Romo, la ministra de Gobierno a la que por tanto tiempo fue tan fiel. “Es la demostración de que nadie está por encima de la ley -dijo- y es un reconocimiento a las víctimas de octubre de 2019”. O sea que los golpistas tenían razón: hubo uso excesivo de la fuerza. Pensar que se lo calló por tanto tiempo, pobrecilla, debe sentirse liberada.

Álvaro Noboa

Alquilar un partido y tener un canal: negocio redondo

Leer más