Ambato está encerrada por el paro nacional

  Actualidad

Ambato está encerrada por el paro nacional

También hay exigencias de los indígenas en que cierren plazas y mercados en la ciudad.

Ambato
Los manifestantes indígenas llegaron hasta AMBATO a pie y en grupos motorizados que recorrían las calles hasta en Contravía.YADIRA ILLESCAS

En Ambato se agudiza la situación por la paralización que mantiene la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). Desde el mediodía del viernes 17 de junio, la mayoría de las unidades de buses urbanos decidieron no operar porque no tienen las garantías, ya que muchos protestantes están violentos y han destruidos los carros. Una unidad de la Vía Flores que hace el recorrido por la vía a Guaranda fue apedreada y hasta bajaron los neumáticos.

INTITUCIONES PUBLICAS (6720539)

Gobierno corrige el texto del estado de excepción donde se limitaba la libertad de información

Leer más

“Nos toca caminar, porque no hay ni para el taxi”, expresó Myriam Vásconez, quien debe reportarse a su trabajo desde las 09:00 en el centro de Ambato en Tungurahua.

Pero no es lo único preocupante, los pequeños emprendedores y comerciantes de los barrios hasta lloran porque no pueden vender sus productos. “Como no llegan los buses a las paradas dejé de vender en cuatro días 200 dólares, ese dinero representa para mí capitalizarme y pagar mis deudas; pero con este paro más me voy a la quiebra”, mencionó llorando Gladys Lozada, quien habita en la parroquia Pishilata.

Los manifestantes han cerrado todo ingreso para Ambato desde la zona urbana hasta la rural y las vías que conectan a las provincias de la Costa, Oriente y Sierra. Según el Consorcio de Cámaras de la Producción, Gonzalo Callejas, se estima que las pérdidas bordean a los 18 millones diarios en Tungurahua porque no hay salida de la producción.

Obligan a cerrar negocios

Desde el viernes por la tarde, alrededor de 3 mil indígenas de todas las comunidades de Ambato se ‘adueñaron’ del centro de la ciudad. Bajaron a pie, en moto y agarrados de palos.

El dirigente indígena de Santa Rosa, Wilson Muñoz, aseguró que dispusieron que ninguno de los manifestantes se muestre agresivo y quien lo era iba a ser llevado a recibir el castigo indígena a la comunidad; sin embargo, en el centro y zonas de cierres en Ambato se experimenta lo contrario.

Carolina Carrasco, comerciante de panes de uno de los mercados de la ciudad, aseguró que les han obligado a cerrar su negocio y se una al paro. “Antes del paro vendía mil panes diarios, ahora en estos cuatro días no he vendido ni cien”, expresó Carrasco.

En cambio Ángel Chugcha, también es dirigente indígena, aseguró: “Hemos venido en son de paz, primero para advertir para que cierren los mercados y locales comerciales y sino lo hacen tomaremos medidas mas drásticas con las comunidades”, sentenció.

Desde la Municipalidad anunciaron que tomarán medidas alternas para evitar el desabastecimiento de alimentos en la ciudad y el posible cierre de mercados y plazas. También custodian las plantas de tratamiento de agua potable, porque amenazan con tomarlas y dejar sin agua a la ciudad.

Lasso- diálogo- indígenas

Lasso anuncia estado de excepción y toma medidas de acercamiento a las peticiones del paro

Leer más

Para Javier Corrales, presidente de la Unión de Productores de Huevos, en Tungurahua, Chimborazo y Cotopaxi están en peligro de morir 15 millones de aves, por la falta de alimentos.

Mientras que Mauro Guzmán, director ejecutivo del Centro Agrícola de Ambato, lamentó que alrededor de 400 mil litros de leche se están botando en las comunidades porque no pueden ser llevados a los cetros de acopio.