El acceso al porte de armas en el país se mira con recelo

  Actualidad

El acceso al porte de armas en el país se mira con recelo

Las cifras de incautaciones policiales y militares lo evidencian. Unos 15.000 artefactos se decomisaron en el Ecuador en 2021 y en lo que va del año

Armas
Destrucción. Los pertrechos decomisados en operativos son destruidos en abril y noviembre de cada año.ARCHIVO

En el Ecuador actualmente no se emiten permisos para porte y tenencia de armas para personas naturales, salvo excepciones.

Esos documentos sí los pueden obtener cumpliendo una serie de requisitos los ganaderos, camaroneros y empresas de seguridad privada.

Aunque hay prohibición de fabricación e importación de armas en el país, miles circulan libremente y están en manos de delincuentes y bandas dedicadas al sicariato y otros delitos. Así lo evidencian las cifras de decomisos e incautaciones.

En 2021 y en lo que va de 2022, la Dirección de Control de Armas de las Fuerzas Armadas registra en sus archivos alrededor de 15.000 armas incautadas. En 2021 fueron 10.856 armas entre revólveres, pistolas y armas largas como fusiles o subametralladoras. De estas, la Policía en sus operativos decomisó la mayor cantidad: 7.031, las Fuerzas Armadas 1.163 y las entregas voluntarias fueron 1.662. En lo que va del año ya son cerca de 5.000 armas las que se han incautado.

Y es precisamente el tema de la inseguridad, aumento de asesinatos, sicariatos, asaltos, robos y otros ilícitos los que han puesto en el debate el tema de la tenencia de armas y la posibilidad de que este sea abordado en la Asamblea.

Esa es la aspiración del asambleísta Esteban Torres y del Partido Social Cristiano, quien la semana pasada habló del tema en el contexto de una reunión de seguridad convocada por el Legislativo para el 6 de octubre.

WhatsApp Image 2022-10-07 at 14.33.08

Ingreso de armas, bajo pedido

Leer más

Hace cerca de dos años él presentó un proyecto sobre ese tema que espera que sea incluido en el debate legislativo.

La semana pasada, señaló que desde 1830 está permitida la tenencia y el porte de armas, pero una serie de regulaciones ha impedido que esos derechos se ejerzan.

Y Torres no apoya que todos porten armas, sino que quienes lo hagan deben cumplir una serie de requisitos estrictos no solo de preparación técnica o legal. No deben tener antecedentes penales y deben someterse a pruebas psicológicas.

Para Fernando Carrión, experto en seguridad, una propuesta de ese tipo tiene algunos problemas y los resultados no son favorables.

Indica que basta mirar a países que tienen libre porte de armas en los que se han producido masacres en escuelas, colegios, centros comerciales y otros sectores y eso convierte a esos lugares en sitios inseguros. Añade que estudios demuestran que la posesión de armas de parte de la población civil incrementa el femicidio, suicidio, la violencia intrafamiliar y los accidentes que involucran muertes.

Adicionalmente, menciona que entre 300 y 500 dólares cuesta un arma de fuego y quienes podrían acceder son los integrantes de la clase media y media alta. Para los sectores populares sería esquivo el acceso y produciría una seguridad diferenciada.

Se suma, añade, que si se legaliza la tenencia de armas ocurrirá lo que pasa con cualquier sector de la economía, formal, legal e ilegal. Habrá mucho más armas en posesión de la propia gente y posiblemente la justicia por la propia mano.

El porte autorizado de armas no es la solución al problema de inseguridad. 

Luis Altamirano, excomandante del Ejército

El tráfico de armas que ha utilizado al país como su corredor de paso de los pertrechos hacia Colombia continúa a pesar de que desde 2017 ya no existe una demanda creciente para los grupos ilegales como las FARC, menciona. Ahora van a los grupos delincuenciales que han desembocado en que del número de homicidios registrados el 85% es con armas de fuego. Hasta hace dos años bordeaba cerca del 65 %. 

El detalle

Ilegales. Según las Fuerzas Armadas, las carabinas que se usan en las comunidades de la Amazonía no tienen permisos.

Corredores

Las rutas del tráfico de pertrechos

Expertos en seguridad como el coronel Mario Pazmiño, excomandante del Ejército, identifican al menos dos rutas del tráfico de drogas en el país.

La del Litoral y la Andina. La primera, señala Pazmiño, es la que llega al sector de San Lorenzo y Mataje para ir a Tumaco y El Cauca en Colombia. Pero antes pasa por Guayas, Manabí, Santo Domingo y Esmeraldas.

La ruta Andina es la que va desde Machala hacia Azuay, Cañar, Chimborazo y Tungurahua, en donde por Baños (ciudad ‘visagra’) van a la Amazonía: Napo, Orellana y Sucumbíos a Putumayo, específicamente en Puerto Asís y Orito.

Otros usuarios. 

Deportivo. Las Fuerzas Armadas también han extendido permisos de porte y tenencia de armas para quienes se dedican al uso deportivo de armas. Para quienes ejercen esas actividades se han extendido las correspondientes autorizaciones. Hay también permisos excepcionales para defensa personal.

Municiones. Más de 100.000 municiones se decomisaron en 2021. Tanto ese material como las armas que se incautaron y entregaron voluntariamente se destruyen. Son procedimientos distintos. Las armas se funden en unos hornos habilitados para ello y las municiones reciben otro tratamiento.